Un taxi ha atropellado a una moto y se ha dado a la fuga este jueves por la tarde en Vinaròs. El suceso se ha producido en la rotonda que hay entre la N-232 y la N-340, a la entrada de la ciudad, a la altura donde se encuentra el concesionario de Nissan.

El motorista, un joven de 16 años, solo presenta heridas leves tras sufrir el accidente.

Quien ha denunciado el caso ha sido el padrastro del adolescente, que tras ver cómo el taxista no socorría al menor y seguía su curso por la carretera, no ha dudado en llamar a Mediterráneo para dar parte del percance. Según su relato, "el coche ha golpeado por detrás a la moto, de 49 cc, la ha arrastrado y después se ha dado a la fuga".

El familiar explica que el menor ha sido explorado clínicamente en el Hospital Comarcal de Vinaròs y explica que "presenta rasguños en piernas y brazos", aunque avisa de que hubiera podido ser mucho peor.

Confirmación policial

Fuentes de la Policía Local confirman el siniestro, aunque desconocen por ahora si el infractor es de la ciudad o viene de fuera. Por suerte, confirman que "las lesiones han sido prácticamente insignificantes y no ha hecho falta ni ambulancia", ya que un amigo lo ha trasladado hasta el hospital y no se ha requerido asistencia sanitaria.