Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en una sola noche se produjeron hasta siete reyertas

Un joven acaba en la UCI tras una pelea en la discomóvil de Borriol

Ayuntamiento y quintos cancelan las celebraciones del próximo sábado «para evitar males mayores»

Coche de la Guardia Civil.

Una pelea durante la celebración de una discomóvil el pasado sábado por la noche en Borriol acabó con un herido en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Esta fue una de las cerca de siete reyertas que se produjeron aquella noche, según informó el alcalde, Héctor Ramos. Una situación que ha llevado al Ayuntamiento, con el consenso de los quintos del 2021, a cancelar la discomóvil de la XXXVII Setmana Cultural, Esportiva i de la Joventut prevista este próximo sábado «para evitar males mayores».

En cuanto a la reyerta en la que resultó herido un joven, según ha tenido conocimiento este periódico, no se había formulado, hasta ayer, ninguna denuncia ante la Guardia Civil por lo sucedido, ya que la persona que fue trasladada al hospital aseguró que la herida en la cabeza se la había hecho tras caer al suelo.

El principal herido evoluciona favorablemente y ya ha abandonado la UCI. Ahora se encuentra ingresado en planta recuperándose de las contusiones.

Mensaje de cancelación

«En Borriol queremos unas fiestas seguras en las que tanto la juventud como el resto de vecinos puedan disfrutar de todos los actos sin que haya ningún tipo de conflicto. Esperamos que las personas afectadas se recuperen lo antes posible y enviamos muchos ánimos a las familias», reza el mensaje que el Ayuntamiento de la localidad publicó ayer en las redes sociales.

«Suspender la celebración es una decisión difícil, que se ha tomado con el apoyo de los quintos, que son chico jóvenes, porque nosotros no lo hubiéramos hecho si no viéramos que es necesario. Los vecinos lo deben entender», explicó ayer el alcalde, quien lamentó que haya adolescentes que tengan miedo a salir. 

Antecedentes

«No es un hecho puntual, porque a veces cuando se organiza una discomóvil, viene gente de fuera y hay peleas», indicó el alcalde, quien confía en que los ánimos se calmen cara a las fiestas patronales que arrancarán el viernes 19 de agosto.

«Para el mes que viene hemos convocado una junta de seguridad para ver cómo se plantean las fiestas», afirmó el primer edil, al tiempo que reconoció que para un municipio de 5.600 habitantes resulta imposible disponer de más patrullas de Policía Local. De igual, entendió que la Guardia Civil no pueda destinar más efectivos a la vigilancia del municipio.

Además, en la discomóvil del pasado sábado, cuando tuvieron lugar los altercados, también había dos vigilantes de seguridad en el recinto que poco pudieron hacer para evitar las sucesivas peleas que acontecieron en la zona.

Compartir el artículo

stats