La Policía Local de Vilagarcía (Pontevedra) detuvo en la tarde del lunes a una pareja de nudistas que protagonizó un enfrentamiento con varios vecinos primero, y con los agentes después, en las inmediaciones de la playa de Ponteán, que no está establecida como nudista. La detención de estas dos personas, de 30 y 33 años residentes en Vigo, se produjo después de su negativa a reiterada a identificarse, de que insultaran a la Policía y a una bañista, de que el hombre tratara de huir y forcejease con los guardias y de que la mujer que le acompañaba aprovechase el momento para agredirles.

Los hechos sucedieron pasadas las seis de la tarde cuando, en respuesta a una llamada vecinal requiriendo la presencia de la Policía Local, una patrulla se desplazase encontrándose con una pareja bañándose desnuda en pleno enfrentamiento verbal con otros dos usuarios del arenal y acompañada de cinco perros, uno de los cuales mostraba una actitud agresiva.

Los agentes solicitaron la identificación de todos los presentes, requerimiento que atendieron dos personas, pero no así los nudistas que, además de negarse manifiesta y reiteradamente a hacerlo, insultaron a los guardias llamándoles "chulos" y "payasos", según recoge el atestado policial, y dirigiéndose también en tono ofensivo a una bañista que pasaba por la zona.

Tras advertirles de que si no presentaban la documentación, tendrían que ser trasladados a las dependencias municipales para proceder a su identificación, mostrando una actitud "chulesca y desafiante" hacia los agentes, el hombre les espetó "me vais a tener que llevar por la fuerza", escapando a la carrera. A.G.O. fue interceptado por los policías cuando ya se encontraba en el interior de un vehículo estacionado en las inmediaciones, resistiéndose a abandonarlo y oponiendo resistencia a los policías que, al sacarlo del coche, procedieron a leerle sus derechos y lo detuvieron. La mujer, M.V.L., llegó en ese mismo instante y, aprovechando la circunstancia, aprovechó para agredir a los agentes de la autoridad, por lo que también fue detenida.

La pareja fue conducida a calabozos a la espera de pasar a disposición judicial.

Pasadas 24 horas y tras ser puestos en libertad a la espera de pasar a disposición judicial, la pareja de nudistas acompañada en este caso por otra mujer, volvieron a desnudarse en la playa de O Castelete, también en Pontevedra, junto a varios perros. Hasta allí se desplazaron dos patrullas de la Policía Local y, tras una discusión que no fue a mayores, los tres nudistas accedieron a abandonar la playa por su propia voluntad.