Un joven natural de Carcaixent (Valencia) y de 26 años ha sido condenado a una pena de cuatro años y medio de prisión por agredir sexualmente de forma continuada a otra interna del Centro Específico de Enfermos Mentales Crónicos de Albocàsser.

Según la sentencia, los hechos sucedieron entre 2019 y 2020, cuando el procesado, actuando con la finalidad de satisfacer su ánimo libidinoso, acometió sexualmente a la víctima en varias ocasiones, aprovechando situaciones en las que estaban solos.

Así, en junio del 2019, prevaliéndose de que la afectada se encontraba dormida debido a la medicación que toma, le bajó los pantalones y la agredió sexualmente.

Un mes después, y de nuevo en las instalaciones del centro, concretamente en la sala de estar, se acercó a ella por la espalda y la abrazó, rozándola con sus genitales y profiriéndole expresiones obscenas. Pese a la negativa de la mujer, el condenado la llevó hasta el sofá, donde le tocó sus partes íntimas y, pese a la oposición de ella, le propuso tener relaciones sexuales y la besó en los labios.

En septiembre de ese mismo año continuó con su afán de mantener relaciones, efectuándole numerosas proposiciones, pese a que ella, de manera reiterada, mostraba su aversión, produciéndose las aproximaciones por parte de él cuando veía que estaba sola.

En otra ocasión, en la lavandería del centro, el procesado también la conminó a que se sentara encima de él y tuvieron sexo.

Por último, ya en marzo del 2020, cuando ambos se hallaban en el patio del centro, el ya condenado se lanzó sobre la mujer y le propuso favores sexuales, frotando sus genitales sobre ella, besándola y lamiéndole el cuello, pese a que la víctima en todo momento le estaba mostrando su negativa.

Diagnóstico

La afectada está diagnosticada de esquizofrenia, trastorno disociativo, síndrome de estrés postraumático, transtorno límite de la personalidad y nivel intelectual inferior a la media, no presentando sintomatología afectiva como ansiedad o depresión por los hechos denunciados, siendo discapaz parcial para gobernarse. El procesado ha sido condenado con la concurrencia de la eximente incompleta de alternación psíquica, pues tiene un cuadro de retraso mental ligero.