Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contra el derecho de los trabajadores

Detenido por explotar y acosar a los empleados de sus restaurantes en Mallorca

El empresario obligaba a sus trabajadores a realizar jornadas de doce horas, los sometía a vejaciones y no les abonaba los sueldos acordados

Exterior de la comisaría de la Policía Nacional en Manacor. CNP

Un hombre de 56 años, propietario de varios restaurantes en la zona de Manacor (Mallorca), ha sido detenido por la Policía Nacional como presunto autor de varios delitos contra los derechos de los trabajadores, por someter a sus empleados a jornadas excesivas y no pagarles lo acordado. El empresario ha sido denunciado también por acoso, vejaciones y por allanamiento de morada, al entrar sin permiso en la habitación de uno de los trabajadores.

La investigación ha sido realizada por el Subgrupo Operativo de Extranjeros de la Policía Nacional de Manacor, tras recibir informaciones sobre las presuntas prácticas irregulares cometidas por el propietario de varios establecimientos de restauración en Manacor y su comarca. Estas informaciones partían de diversos extrabajadores de los locales.

Según estas denuncias, el hombre ofrecía inicialmente a sus trabajadores unas condiciones muy ventajosas, como sueldos elevados, y garantizaba días libres y el alta en la seguridad social, También se ofrecía a hacerse cargo además de la manutención y alojamiento de los empleados.

Sin embargo, estas personas se encontraban, una vez comenzaban a trabajar, con unas condiciones muy distintas: jornadas de doce horas, sin adscripción a la seguridad social ni pago de las nóminas.

Cuando protestaban eran increpados o directamente despedidos. Durante las jornadas laborales sufrían además insultos, zarandeos, actitudes violentas y vejaciones. Una de las trabajadores se vio obligada, una vez terminada su jornada laboral, a limpiar la vivienda del empresario. Finalmente fue despedida sin cobrar su nómina ni haber sido dado de alta en la seguridad social. Además el hombre la echó de la habitación en la que residía.

Durante la investigación la Policía descubrió que el empresario había sido denunciado por apropiarse de varios cuadros, valorados en 10.000 euros, que había adquirido en una galería de arte pero no había abonado.

El individuo fue detenido por la Policía, que recuperó los cuadros en su domicilio.

Compartir el artículo

stats