Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SENTENCIA JUDICIAL

Pegar a un policía de Burriana se salda con 270 euros de multa

El agresor, en estado ebrio, tira al suelo a un agente que intervino por quejas

Una agente de Burriana redacta una denuncia en una imagen de archivo. 31/12/2008 - BURRIANA - MULTAS - FOTO G. RIOS - Un agente de Policia Local rellena un boletin de denuncia

La agresión a un policía local de Burriana se salda con una multa de 270 euros. Aunque el atacante ha sido condenado por un delito de atentado a agente de la autoridad --con la atenuante analógica de embriaguez-- y como autor de un delito leve de lesiones, solo ha sido condenado a seis meses de prisión --pena que no implica su entrada en la cárcel--. Así, la única sanción que se materializa es el pago de la suma económica.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 4 de Castellón ha sido ratificada ya por la Audiencia.

Los hechos por los que ha sido condenado se remontan a septiembre del 2021. Sobre las 7.30 horas, el ya sentenciado se encontraba en la zona de la plaza Quarts de Calatrava de Burriana, alterado y bajo los efectos de las bebidas alcohólicas consumidas. Al lugar acudió una pareja de la Policía Local de Burriana, previo aviso de algunos ciudadanos, que habían expresado sus quejas. 

Los agentes intentaron calmarlo y le pidieron que se identificara. Con ánimo de menoscabar la integridad física de uno de los policías, intentó agredirlo, interponiéndose el compañero de este, al que el sentenciado llegó a tirar al suelo, causándole lesiones que requirieron de una única asistencia.

Un año y medio por empujar a una cajera de supermercado en un robo en Castelló

Otra sentencia a la que ha tenido acceso este periódico ha condenado a un año y medio de prisión a una mujer que cometió un robo en un supermercado y después agredió a la encargada del establecimiento. El Juzgado de lo Penal número 3 la considera autora de un delito de robo con violencia por unos hechos que tuvieron lugar en enero del 2018 en el supermercado Charter del camino Molins de la capital. Junto a otras personas, se dirigió a la tienda a bordo de un turismo Renault Megane. Una vez allí, la procesada se hizo con varios productos, abandonando el establecimiento sin abonar la cuenta, siendo retenida tras pasar por la línea de cajas por la encargada, a quien empujó para facilitar su huida, pudiendo ser recuperados los objetos.

Compartir el artículo

stats