Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Una jueza ordena cumplir cuatro meses de cárcel por no pagar la cuenta de un bar en Mallorca

Aceptó la condena por estafa, pero no ha indemnizado al perjudicado y deberá ingresar en prisión

Exterior de la sede judicial de Vía Alemania, en Palma. / B. RAMON

Una jueza de Palma ha ordenado que un turista alemán ingrese en la cárcel para cumplir la condena de cuatro meses de prisión que aceptó por no pagar la cuenta en un bar de Capdepera. El acusado fue declarado autor de un delito de estafa por marcharse del local sin abonar los 890 euros que costaba la botella de champán que había tomado. Aunque en este tipo de condenas es habitual que se suspenda el cumplimiento, la magistrada ha acordado no concederle este beneficio porque no ha indemnizado al dueño del negocio, como ordenaba el fallo judicial.

Los hechos ocurrieron el pasado 2 de junio en un local situado en Cala Rajada. El acusado entró en el establecimiento hacia las once de la noche y pidió «la botella de champán más cara» que tuvieran. El camarero le mostró la carta y le indicó que era un Dom Perignon Luminos Rose, cuyo precio era de 890 euros. «Me la suda el precio», respondió el cliente.

Hacia la medianoche, el hombre se levantó varias veces para ir al baño y empezó a mostrarse inquiero y alterado. Empezó a tirar al suelo billetes que no recogía y el resto de clientes se quejaron de su comportamiento. El camarero le pidió entonces que pagara la cuenta, pero el acusado se negó a hacerlo en ese momento. El trabajador empezó a sospechar que pretendía irse sin pagar y alertó al dueño del negocio de sus sospechas.

Cuando el propietario se acercó a él, el turista le dijo que solo llevaba 300 euros encima y acto seguido intentó marcharse sin pagar. Cuando el personal intentó impedírselo, se enfrentó a ellos hasta que llegó una patrulla de la Policía Local de Capdepera y se hizo cargo del asunto.

El acusado fue citado al día siguiente a un juicio rápido en un juzgado de instrucción de Manacor. Allí se declaró autor de un delito de estafa, por el que aceptó una condena de cuatro meses de prisión. Sin embargo, no abonó la cuenta del bar y el propio juez dictó un auto en el que acordaba denegar la suspensión de la pena, como había solicitado el acusado.

El asunto llegó al juzgado de lo penal número 8 de Palma, que se encarga de la ejecución de las sentencias. En un nuevo auto, la magistrada acordó «proceder sin demora» al cumplimiento de la condena. La jueza acuerda "denegar todo beneficios suspensivo" y citó al turista para comunicarle que tenía para ingresar de forma voluntaria en prisión para cumplir los cuatro meses de reclusión impuestos. En caso contrario tenía previsto dictar una orden de busca, captura e ingreso en prisión contra él. Además, la jueza ordenó que ingrese los 890 euros que debe en la cuenta bancaria del juzgado.

Pelea con un conductor cuando se iba del local

El turista se enfrentó al dueño y los trabajadores del establecimiento cuando estos intentaron evitar que se fuera sin abonar la cuenta. Sin embargo, consiguió salir a la calle y se puso en mitad de la calzada, donde golpeó el retrovisor de un coche que pasaba por allí. El conductor se detuvo, se apeó y se encaró con él, iniciándose ahí una pelea hasta que los agentes de la Policía Local de Capdepera intervinieron.

Compartir el artículo

stats