La Policía Nacional ha llevado a cabo este miércoles el grueso de una operación para desmantelar una importante plantación de marihuana en una nave de Castelló que se ha saldado con al menos cuatro personas detenidas.

El cultivo, tal y como ha podido comprobar Mediterráneo, se encontraba en una nave de la avenida Hermanos Bou con la calle Sant Joan de Moró de la capital de la Plana, la cual albergaba antes un gimnasio de cross fit que echó el cierre hace meses para trasladarse a otro espacio. El local disponía de dos partes diferenciadas, con un total de unos 500 metros cuadrados, siendo la trasera la que tenía la plantación.

La misma disponía de una instalación profesional tanto eléctrica como de ventilación para aprovechar al máximo la explotación y pasar así con una mayor discreción, ya que las naves colindantes se encuentran ocupadas con establecimientos como talleres.

La actividad de los agentes se inició a última hora del martes tras un minucioso trabajo previo de investigación, mientras que este miércoles se procedió a la incautación de las plantas en presencia de las personas detenidas y la autoridad judicial. Los efectivos, dadas las dimensiones de la plantación, requirieron de hasta dos furgonetas para intervenir las plantas de marihuana, que podrían rondar el medio centenar, si bien no ha trascendido aún el peso concreto de la sustancia estupefaciente.

La Policía Nacional introduce en el furgón a uno de los cuatro detenidos DAVID GARCIA

Los presuntos responsables de la plantación que han sido arrestados son cuatro hasta la fecha, aunque fuentes próximas a la operación aseguran que esta cifra podría crecer durante las próximas horas con más personas vinculadas al caso al encontrarse todavía abierto.

Incredulidad vecinal

El despliegue policial ha puesto en alerta a los vecinos y responsables de los negocios de esta zona de la capital provincial, coincidiendo todos en mostrar su incredulidad por los acontecimientos, ya que nada les había hecho sospechar que la nave albergaba una plantación. «¿Qué ha ocurrido?», preguntaban sorprendidos mientras transitaban junto a la actuación de las autoridades en el espacio. «De vez en cuando accedía alguna persona con ropa de trabajo, iban todos como uniformados, y parecía que estaban haciendo algún arreglo en el local», apuntaron, confirmando que «la nave se encontraba sin actividad, pues hace meses cerró el gimnasio. Yo tuve la inscripción al centro». 

La nave se ubica en la avenida Hermanos Bou con Sant Joan de Moró DAVID GARCIA

Otro de los testigos presenciales ha sostenido también que técnicos de la compañía responsable de la distribución eléctrica han estado trabajando en la nave, ya que podría existir un enganche irregular al tendido eléctrico.

El devenir

La investigación policial se encuentra judicializada y fuentes oficiales de la Policía Nacional han descartado aportar detalles al respecto por este motivo.

De hecho, una vez se concluya la labor policial y los detenidos queden a disposición judicial, quedará determinar por parte del juez si se procede a dictar su ingreso en prisión provisional.