Un hombre mata a su esposa y luego se ahorca en una casa de campo

Uno de los dos hijos del matrimonio, que acudió tras una llamada de su padre, halló el cuerpo de su madre, de 67 años y posiblemente asfixiada, sobre su cama, y el del progenitor, de 69 años, ahorcado en otra estancia

El perro del matrimonio permanecía ayer en la casa, que ha sido precintada por la Guardia Civil.

El perro del matrimonio permanecía ayer en la casa, que ha sido precintada por la Guardia Civil. / PILAR CORTÉS

J. A. Rico/M. Gallego/S. R./T.D.

Rosi, de 67 años, es la segunda víctima mortal por violencia machista en la provincia de Alicante y la tercera en la Comunitat Valenciana este año. La mujer fue asesinada en Villena a últimas horas de la mañana de este viernes por su marido, de 69 años, quien después se quitó la vida ahorcándose, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación que ha abierto la Guardia Civil.

Fue uno de los dos hijos del matrimonio quien encontró los cuerpos sin vida en la casa que tenían, en una partida rural próxima a la población, y desde el primer momento la principal hipótesis apuntó a que se trataba de un nuevo caso de violencia machista. De hecho, incluso la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género publicó en su cuenta de X, poco después del hallazgo, que se trata de un presunto nuevo caso de violencia machista.

En principio, se sospecha que la mujer podría haber sido asesinada por asfixia, aunque este extremo tendrá que confirmarlo la autopsia que se le practicará en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Alicante.

La mujer fue hallada en la cama, sin aparentes signos de violencia, y el hombre ahorcado, según ha confirmado la Guardia Civil. Se trata de un matrimonio muy conocido en Villena, donde regentaban la carnicería José María y Rosi, ubicada en la avenida de Elche, a la entrada del casco urbano.

El Instituto Armado recibió el aviso sobre las 13.30 horas procedente del 112 informado del hallazgo de dos cadáveres en el interior de una vivienda ubicada en una partida rural de Villena, concretamente en la zona de Peña Rubia. Agentes de la Benemérita acudieron al lugar de los hechos encontrando el cuerpo de un varón ahorcado y el de una mujer, tendida sobre su cama. Ambos son españoles.

Tras confirmar los óbitos, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Villena acudió a la vivienda para recabar todas las pruebas posibles y tratar de aclarar lo sucedido.

En principio, no existían antecedentes de violencia machista en el sistema VioGén ni en los registros municipales. En todo caso, la ausencia de denuncias previas no demuestra que no hubiese una situación de maltrato previa; simplemente que nadie había notificado nada a las autoridades.

Fuentes cercanas al caso han explicado que fue uno de los hijos del matrimonio quien los encontró en casa sin vida al regresar de viaje. El joven explicó a los agentes que su padre le llamó para que volviera a casa porque se «encontraban mal». Rosi era madre de dos hijos, el joven que encontró su cadáver y el del asesino y otro más del que no ha trascendido si es mayor o menor que el primero.

En lo que va de año, son tres mujeres y un joven las víctimas de la violencia machista en la C. Valencia. La primera víctima fue Rocío, de 44 años, acuchillada hasta la muerte en l’Alfàs del Pi el 5 de febrero (su asesino fue detenido en un prostíbulo dos días después). Le siguieron Florica, de 54 años, y su hijo Gabriel, de 26, muertos con disparos de escopeta por la pareja de ella, de 64 años. A ellos se suma ahora el de Rosi, que se produce en una semana de máxima tensión por la eliminación por parte de Vox de la asignatura de Violencia de Género en el temario de formación de los mandos de la Policía Local de toda la C. Valenciana, término que cambiaron por el de Violencia intrafamiliar. Este año, ya son 30 las víctimas mortales del machismo en España. Treinta de ellas son mujeres y los diez restantes son cinco niñas, cuatro niños y el joven de Benaguasil.