Divierte, es realista y además, haces deporte. Hay consenso absoluto entre los usuarios que han podido probar las características únicas del Wii MotionPlus en el Wii Sports Resort en Vinaròs. La gira de Nintendo para acercar el último gran salto adelante del mundo de los videojuegos arrancó la primera semana de agosto y hasta mediados de septiembre recorrerá 20 localidades de las costas cantábrica y mediterránea de gran atractivo turístico. Vinaròs ha sido una de las escogidas.

En las siete consolas distribuidas en cuatro estands, los vecinos y visitantes de Vinaròs que se acerquen hasta hoy a la carpa de la avenida del Atlántico pueden comprobar las características únicas del Wii MotionPlus, un juego que utiliza un nuevo sensor de movimiento para lograr una gran experiencia de juego. "Para mí, que nunca había probado un videojuego por tener que utilizar botones, la verdad es que es esto es diferente y completamente realista", asegura Alejandro, de 41 años y vecino de Zaragoza, tras probar el juego de pimpón y los bolos junto a su hijo Álex, de 12. "En el primero me he sentido como si volviera a mi adolescencia, cuando jugaba en el equipo del instituto, porque el mando capta los giros de muñeca a la perfección y he tenido sensación de control. Sabía que ganaría a mi hijo aunque fuera mi primera vez", apunta sonriente y sudado, no solo por el calor, sino también por el movimiento realizado. Precisamente la realización de ejercicio físico en un ambiente relajado en casa y pasándolo estupendamente es uno de los mayores atractivos de la Wii Sports.

Acostumbrados a jugar con consolas, a Joel y David, de 12 años, no ha parecido sorprenderles mucho los avances de la Wii MotionPlus. Eso sí, les ha gustado especialmente el tiro con arco y el baloncesto, del que comentan que es bastante diferente al de la NBA Live, también de Nintendo. Aseguran que suelen jugar con sus padres en casa, aunque esta vez "han preferido quedarse en la playa".

El hecho de que Nintendo haya decidido presentar su nuevo avance en agosto, cuando las familias suelen veranear al completo, y ya de cara al otoño, parece bien escogido, dado que este juego está pensado para reunir a las familias compartiendo el tiempo de ocio y el gusto por los deportes. De hecho, entre los usuarios que se han acercado hay gente de todas las edades, y, entre ellos, muchas familias.

Jon, de 39 años, y Sara, de 13, son un ejemplo de ello. Han jugado al básquet y han repetido varias partidas. "Está muy logrado", dice Jon. "A mi padre le ha gustado aún más que a mí, porque los triples los metía más fácil", asegura Sara.