Mañana sale a la venta en Italia el libro Lo que sucedió en aquellos días, escrito por la periodista del Corriere della Sera Maria Latella, confidente de Veronica Lario, esposa de Silvio Berlusconi, cuando estalló el escándalo sobre la relación entre el primer ministro y la joven Noemí Letizia, de 18 años. Durante esos días, Lario habló de la "basura" que rodeaba a su marido, refiriéndose a las jóvenes que giraban a su alrededor, "dispuestas a tirarse en la boca del dragón", y a las fiestas multitudinarias en sus residencias, que incluían la presencia de prostitutas de lujo.

Lario insinúa a Latella que su marido es adicto al sexo cuando habla de cómo cerrar la crisis: una separación pactada, con la posible salida de Italia de uno de los dos, o un regreso con su marido para "ayudarle a encontrarse a sí mismo, tal vez pasando por una de aquellas clínicas especializadas en terapias sobre la dependencia del sexo". Todo apunta al divorcio. "No puedo condenarme a ser su nodriza pero tampoco logro impedirle que haga el ridículo frente al mundo; mejor divorciarse", dice Lario, que explica que Berlusconi había sido para ella "un ejemplo de persona racional y extremadamente prudente".

"Lo que más me duele --añade la exesposa del primer ministro italiano en sus confidencias-- es que pueda haberse traicionado a sí mismo y que se hable de él por cosas que hacen olvidar lo que realmente ha sido".