Medio centenar de vecinos de Cedramán pasaron una inolvidable jornada, repleta de aventuras y anécdotas, en el Bioparc de Valencia. Después de disfrutar viendo de cerca los animales y las instalaciones, los integrantes de este simpático grupo recuperaron fuerzas degustando los manjares que les sirvieron en la Albufera. Un día, sin duda, para repetir en cuanto puedan.