Quién no se ha despertado a media noche por el molesto zumbido de un mosquito. Los mosquitos son, junto a hormigas o moscas, algunas de las especies que pueden habitar en tu hogar sin que hayan sido invitadas. Pero no son las únicas. Y algunas de ellas pueden ser peligrosas para tu salud. 

Bacterias y gérmenes proliferan por las superficies y recovecos menos pensados de tu casa. Queremos enseñarte a identificar y combatir insectos, roedores y alimañas con una breve guía de posibles plagas domésticas. Y es que al margen de lo molesto que puede ser encontrarte con pececillos de plata, cucarachas o ratas en tu hogar, lo cierto es que su propagación puede afectar negativamente a la salud de las personas o mascotas

Los gorgojos entran de tu mano sin que tú lo sepas en el hogar con algunos alimentos.

Destacar que la humedad y la suciedad son dos de los factores que influyen más en la presencia de estos bichos. Es por ello que la limpieza y la desinfección, especialmente en cocina y baños, son fundamentales para preservar la salubridad de tu vivienda. 

Las tipos de plagas más habituales en casa son estas:

  1. Ratas / ratones: Para detectarlos una de las claves es la de percibir un olor almizclado y picante. Y es que estos roedores dejan residuos de excrementos y orina por todas partes, por lo que cualquier lugar es susceptible de los malos olores. Son especialmente habituales en hogares con poco orden y falta de higiene. Pueden transmitir enfermedades como la leptospirosis y toxoplasmosis.
  2. Ácaros: Se alimentan de escamas de piel humana o animal. Se encuentran en los colchones, ropa de cama o sofás, y su principal causa de aparición es la humedad. Para eliminarlos se aconseja lavar con asiduidad fundas y ropas de cama, escogiendo un lavado de alta temperatura, superior a los 60º. 
  3. Gorgojo: Los más habituales son el gorgojo de arroz y el del grano o trigo. Las hojas de laurel y de nim o neem son una sustancia natural de fácil adquisición que sirven para alejar esta plaga. 
  4. Polillas: Son insectos del orden de los lepidópteros. Se cuelan en armarios y alacenas o despensas. Sus alimentos predilectos son los frutos secos y las frutas deshidratadas. Lavanda, tomillo, menta, clavos de olor, pimienta negra y romero son algunas de las especias que repelen la presencia de polillas.
  5. Pececillos de plata: Aparecen en áreas muy húmedas. Suelen comer alimentos que contienen almidón y también papel. Como medidas de prevención es importante verificar si hay restos de alimentos, mantenerlos en recipientes herméticos así como reducir la humedad y reparar cualquier fuga en tuberías que propicien mayor humedad.
  6. Cucarachas: Se multiplican a una gran velocidad. Están rodeadas de bacterias, favorecen la aparición de gérmenes y provocan alergias.
  7. Garrapatas: Son pequeños artrópodos que succionan sangre y transmiten infecciones, como el tifus lo la enfermedad de Lyme. Es común que las mascotas mal cuidadas la presenten, pero también pueden invadir tu hogar si vives cerca de zonas verdes, ya que su hábitat común es el pasto alto.
  8. Abejas / avispas: Aunque no atacan a menos que se les moleste, al igual que otras plagas pueden entrar por grietas, tuberías y marcos de ventanas para hacer sus nidos. Propagan gérmenes, pueden causar alergias y picaduras.
  9. Topillo: Es una plaga que no se elimina con facilidad. Es una especie de roedor y son conocidos como ratones de campo. Pueden causar una enfermedad conocida como tularemia o fiebre de los conejos.
  10. Pulgas: Es un insecto que pica y se alimenta de sangre al dar pequeños mordiscos en la piel. Para eliminarlas es necesario tratar la casa, las mascotas y el patio.