Las casas prefabricadas han dejado de ser una rara avis en el mundo inmobiliario y han pasado a convertirse en una buena opción para aquellas personas que disponen de un terreno edificable pero que no quieren gastar demasiado dinero en la construcción de su nuevo hogar. Si además estamos hablando de personas que, por trabajo u otras circunstancias personales, cambian cada cierto tiempo de lugar de residencia la casa prefabricada de una empresa española puede ser su mejor apuesta.

Tiny House es la empresa instalada en Inca (Baleares) que fabrica estas casas rodantes. Su modelo 'Tiny House Riley' salió por primera vez a la luz en el 2020 y desde entones se ha convertido en una de las preferidas por 'almas nómadas'. Se trata de una minicasa motorizada que cuenta con dos plantas: una superior en la que se albergan dos de dormitorios, y una inferior para la 'vida diaria', con la cocina, el baño y un salón.

Imagen de la cocina y el salón de esta minicasa 'Riley' TINY HOUSE

Su precio, según especifica la empresa en su página web, está en los 50.000 euros en su versión más básica. A cambio, esta minicasa a ruedas, de 20 metros cuadrados, cuenta con electrodomésticos de última generación con certificado energético clase A+, secadora, lavandería, televisión por cable y wifi, entre otras comodidades.

Corte transversal de la casa Riley, la 'estrella' de la firma Tiny House TINY HOUSE

Los responsables de la empresa española que construye estas casas rodantes explican que el diseño de la Tiny House Riley "fue creado para una familia que quería escapar de la trampa del alquiler". "Necesitaban que la casa fuera fácilmente transportable y que se adaptara cómodamente a su familia de tres miembros. Las prioridades fueron crear un acceso seguro a los lofts y espacios privados para adultos y niños”, añaden.

Otra perspectiva de la cocina

Otra perspectiva de la cocina TINY HOUSE

Las personas que defienden este tipo de construcciones móviles con respecto a las tradicionales se basan en la sostenibilidad de estas viviendas, "casas que se construyen en un tiempo mucho más corto que una vivienda tradicional, requieren de materiales sostenibles cuya emisión de CO2 es bastante menor (por lo que contribuyen a una construcción respetuosa con el medio ambiente) y resultan bastante más baratas". Además, los electrodomésticos que incluyen (lavadora, secadora o frigorífico) cuentan con la calificación energética A+, por lo que aseguran un bajo consumo de energía.

Exterior de la Tiny House 'Riley'

Exterior de la Tiny House 'Riley' TINY HOUSE

Pero el aspecto que más llama la atención es que son fáciles de transportar. La mayoría de las casas prefabricadas suelen incluir ruedas en la parte inferior de la estructura, para que el propietario pueda cambiar su ubicación con facilidad. Es como tener una autocaravana, pero más completa. Incluso hay modelos que permiten utilizar cualquier tipo de turismo para remolcarla y después usar el vehículo de forma independiente".