Nos han pasado muchas cosas, chicas, pero no pasa nada. Ya somos cuarentañeras y seguimos juntas como desde el primer día. Eso es lo que cuenta, de verdad. Así que, juntas y a luchar. Felicidades.