Una empresa valenciana de ingeniería ha diseñado tiendas de campaña antibalas y superaislantes para refugiados, gracias a un sistema que permite mejorar sus condiciones de vida y que soporten las inclemencias meteorológicas extremas o un posible ataque gracias a su aislamiento térmico, acústico y visual.

Según ha anunciado la firma Vielca, este es el resultado de más de un año de investigación en torno a un “revolucionario” sistema de tiendas de campaña isotérmicas más confortables, resistentes y seguras que las actuales, que está pendiente de obtener la patente para que la empresa pueda empezar a fabricarlas.

Las tiendas de campaña de montaje y desmontaje rápido utilizadas actualmente para ser habitadas de forma provisional presentan, según la empresa, un grave problema de falta de aislamiento térmico y acústico. Esto hace que, en aquellas zonas donde las temperaturas varían mucho o en condiciones climáticas extremas, el confort sea muy deficiente, pudiéndose producir situaciones de extrema dureza, sobre todo para los débiles, como ancianos, niños y enfermos.

DOBLE CUBIERTA // La clave del sistema diseñado estriba, según su comunicado, en una doble cubierta pensada para ser rellenada con materiales del propio terreno donde se instale, bien sea arena, grava, tierra, ramas o nieve, que la dota de mayor robustez.

“El sistema convierte la tienda en superaislante, capaz de soportar inclemencias meteorológicas extremas o un posible ataque, ya que los materiales son resistentes a impactos de bala y proporcionan islamiento térmico, acústico y visual”, explica el responsable del proyecto, Vicente Candela. H