A la espera del juicio, la presunta violación que ocurrió en la casa de Gran Hermano el 3 de noviembre del 2017 está teniendo consecuencias económicas para Telecinco. Pese a que la audiencia del programa se mantiene, la publicidad se descuelga. Fi Network ha decidido retirar «de forma inmediata» sus anuncios. Y Nestlé y Espárragos Carretilla han confirmado que dejan de patrocinar este emblemático espacio de la cadena a raíz del supuesto caso de agresión sexual.

La presunta violación de Carlota Prado, integrante de Gran Hermano Revolution 2017 por parte de José María Pérez, volvió a cobrar fuerza la semana pasada, cuando El Confidencial mostró el vídeo de las imágenes grabadas de la joven en el confesionario, mientras visionaba su supuesta agresión sexual horas después de producirse. En el vídeo se aprecia cómo Carlota está sola en todo el proceso y la voz en off le recomienda que, «por el bien de todas las partes implicadas», es mejor que el caso no salga de ahí. Endemol Shine Group, matriz de Zeppelin, productora de GH, ha pedido disculpas por la forma en que le mostraron el vídeo a Carlota, pero Mediaset mantiene silencio y el programa sigue su emisión.

Algunos exconcursantes como Pepe Herrero no han dudado en cargar contra el espacio y su presentador, Jorge Javier Vázquez. «Tapaste una violación», denunció. Asimismo se ha iniciado una campaña de boicot contra GH que se ha fijado como objetivo precisamente exigir que los anunciantes que retiren su publicidad.

En septiembre pasado, Carlota Prado reiteraba a El Mundo que había sido violada por José María Pérez tras una fiesta en la que consumieron alcohol y ella acabó inconsciente. «En las imágenes se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación. No llego a explicarme cómo el programa lo permitió».

Tras aquello, José María López fue expulsado por «conducta intolerable» y ella también abandonó temporalmente la casa. No presentó denuncia en ese momento, pero sí lo hizo un responsable del programa. Carlota acabó demandado a José María López y el caso se encuentra ahora en los tribunales.

En su declaración, publicada por La Sexta, José María aseguró ante la jueza que «no recuerda» que Carlota, con quien mantenía una relación dentro del reality, le dijera que «no» quería tener relaciones.