Durante una entrevista para el diario británico 'The Guardian', a la cantante Cher le han preguntado si alguna ocasión había tenido que enfrentarse a una situación de peligro, la artista, de 74 años, sin dudar, ha confesado: "Una vez un hombre intentó matarme. Siempre me dejaban a las puertas del teatro cuando estaba haciendo 'Come back to the five and dime' en Broadway, ha contado sobre sus primeros años como actriz cuando interpretaba la obra de teatro que poco después se llevó a la gran pantalla.

“En un primer momento pensé que me iba a dar la mano, pero me agarró del brazo y me lo puso detrás de la espalda. Empezó a empujarme hacia el callejón y dijo: ‘Si haces algo, te mato’. Dos fans, que luego se hicieron amigos, vieron que algo estaba ocurriendo y empezaron a gritar y a correr hacia a mí, y él escapó”, ha revelado la celebridad estadounidense.

A pesar de que 38 años después sigue recordando esa amarga experiencia, la intérprete de 'Belive' asegura que no le traumatizó, pero sí le hizo ser más cautelosa con la gente. “Ahora no me gusta salir porque todo el mundo tiene una cámara y no es seguro. La gente te agobia y no sabes si te van a matar o te tomarán una foto. De cualquier manera, no me gusta”, ha añadido la diva del pop.

Durante la entrevista, la artista se ha referido también a la presión que ejerce la industria por la juventud, de Cher y sus retoques estéticos “Si no eres bueno en lo que haces… a la gente no le importa lo que ve. No pagas dinero por mirar a alguien, te tienen que entregar algo. Y yo he trabajado toda mi vida para mantener mi fuerza en mi cuerpo. Hay chicas de 20 años que no pueden hacer lo que yo hago”, ha señalado.

Por último, la estrella de la música y la televisión ha admitido que ya no puede salir de fiesta tras sus conciertos porque no aguanta igual que cuando era joven, y reconoce que ahora necesita descansar para seguir dándolo todo sobre el escenario.