Llega el verano y con él las ganas de tomar el sol, salir y quitarse capas y capas de ropa para dejarse ver. La cuenta atrás para ponerse con la operación bikini ha comenzado. Además de una vida activa y saludable con ejercicio diario, es posible modificar algunos hábitos para ayudar a conseguir llegar al verano en mejores condiciones.

El cuerpo humano se compone principalmente de agua y, en muchas ocasiones, el estrés, la vida sedentaria o una mala alimentación provocan retenciones de líquidos que dan la sensación de pesadumbre e hinchazón. Los nutricionistas aconsejan beber más agua durante el día para desbloquear esta retención y estimular el sistema renal. Es aquí donde entran en juego algunos alimentos que podrían suponer una ayuda extra para deshincharte. Algunas verduras tienen un alto valor diurético. Están cargadas de vitaminas y minerales y ayudan, como la fruta, a prevenir la deshidratación y carencias de elementos esenciales.

Uno de los alimentos estrella para movilizar toda esta retención de líquidos son las infusiones de algunas plantas. Una de las más conocidas es la cola de caballo. Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. La cola de caballo contiene sustancias químicas que funcionan como diuréticos y aumentan la producción de orina.

Sin embargo, cada vez son más las personas que se suman al , concretamente al té verde, como arma secreta contra la hinchazón y aliado en la operación bikini. El té, al igual que el café, es un estimulante gracias al efecto de la teína. Sin embargo, a diferencia del café, el té y especialmente el té verde tiene una gran capacidad diurética.

Estas dos cualidades lo convierten en una bebida ideal para cumplir con el objetivo de reactivar el drenaje de los líquidos retenidos. Por una parte, estimula la acción de los riñones por sus cualidades diuréticas y por otra estimula también al sistema metabólico por sus capacidad estimulante.

Al igual que sucede con el café, que admite preparaciones frías o calientes, una infusión de té sirve tanto en caliente como en frío. Ahora en verano, la infusión fría de té combina con limonada o hierbabuena. Pero también lo hace otros zumos como el de manzana. Para endulzar la infusión nada mejor que recurrir a las alternativas más saludables como la panela o la miel.