Para perder peso ya te hemos contado en más de una ocasión que el único secreto es que al final del día haya déficit calórico, es decir, que se hayan quemado más grasas de las que se han ingerido. Y eso se consigue mejorando los hábitos de alimentación, con una dieta sana, variada, equilibrada y más rica en vegetales y además haciendo ejercicio físico en la medida de nuestras posibilidades.

Ahora bien, dentro de esa gran afirmación hay pequeños trucos y consejos para que al final se consiga perder peso. Y ahí, por ejemplo, entran muy en juego los tés, que son excelentes para el organismo. Son ideales porque al estar compuestos de agua no tienen nada de calorías, son saciantes (por lo que llenan el estómago y no sentiremos la necesidad de comer alimentos que sí que tienen calorías) y ayudan al objetivo de tomar como mínimo dos litros de agua al día.

Pero además tienen otro tipo de propiedades que son muy buenas para el cuerpo. Ya te hemos hablado del té rojo y el verde, que son excepcionales para adelgazar, del matcha o del azul, pero hay otros que quizá no sean tan conocidos y que también cumplen con este objetivo a la perfección. El té negro tiene este característico color porque es de los más oxidados y entre sus buenísimas propiedades hay una que sobresale por encima de las demás y es que, por sus características, es un excelente quemagrasas y, concretamente de la zona abdominal, los temidos michelines.

Aunque para maximizar sus beneficios es mucho mejor tomarlo sin leche y, sobre todo, no echarle azúcar. El sabor del té puede ser un poco fuerte de primeras, pero todo es cuestión de acostumbrarse, porque el azúcar no es beneficioso para el organismo en grandes cantidades y se debe evitar lo máximo posible y más si es objetivo es adelgazar o mantenerse en un peso ideal.

De esta forma y si eres constante con tus hábitos y con la toma de té pronto comenzarás a notar cómo se reduce la circunferencia de la cintura y tu vientre está más liso. Eso sí, por su contenido en teína (mayor que el del té verde) es mejor que evites tomarlo durante la noche para que no te impida descansar bien. Pero tiene otras propiedades positivas como por ejemplo la reducción del colesterol y también previene las caries por su gran contenido en flúor.