Durante el fin de semana del 12 al 14 de noviembre, Bankia ha mantenido algunos servicios de sus 'apps', como puede ser el de Bizum, inoperativos durante esas fechas. El proceso de fusión entre ambos bancos ha provocado que se haya realizado una migración de los datos de los sistemas de una entidad a otra.

Sin embargo, los ciberdelincuentes han visto en toda esta fase como una oportunidad para engañar a los ya usuarios de CaixaBank. Durante estos días puede haber un poco de confusión en los usuarios debido al proceso de adaptación de los nuevos sistemas, interfaces y formas de operar. Por ello, con estos ciberataques pretenden conseguir información personal que pueden poner en peligro nuestras cuentas corrientes.

A través de SMS, los ciberdelincuentes pretenden hacerse con los datos de los usuarios haciéndose pasar por CaixaBank. "Lamentamos informarle que su cuenta ha sido desactivada, y por su seguridad le pedimos que complete la siguiente verificación", apunta el timo en cuestión. Este modelo de estafa en Internet se conoce como pishing, que es aquel en el que se quieren conseguir los datos personales haciéndose pasar por una entidad o empresa.

Imagen del mensaje que nos puede llegar haciéndose pasar por Bankia.

En su perfil de Twitter, el banco ha querido advertir a los clientes de no desvelar información personal y afirman que "en CaixaBank nunca te pediremos tus datos bancarios por correo electrónico o SMS o a través de una llamada".