Los efectivos de bomberos que trabajan en la extinción del incendio de Bejís han vivido sus momentos más tensos en las últimas horas, tras reavivarse un fuego que amenaza a la localidad de Altura, en el Alto Palancia, y a uno de sus parajes más emblemáticos, el Santuario de la Cueva Santa; y por el sur tiene en vilo a los pequeños municipios de la Serra Calderona.

De momento, ya son unas 19.000 hectáreas las calcinadas por las llamas en las provincias de Castellón y Valencia. Este mediodía habrá una nueva reunión del Cecopi, dirigida por la consellera de Interior Gabriela Bravo, para analizar la situación de los incendios a partir de la información que suministren los vuelos de reconocimiento que se van a llevar a cabo durante la mañana y analizar si es necesario adoptar otras medidas.