Este fin de semana se han reanudado todas las competiciones autonómicas no prenacionales. Pero esta vuelta de los diferentes campeonatos se ha producido sin público en las gradas, algo que puede condicionar la viabilidad de las entidades más modestas, pues su principal soporte económico procede de las entradas, rifas o consumiciones en el bar.

Ante esta situación Benassal y Catí han decidido realizar una protesta en los prolegómenos de su partido correspondiente a la 10ª jornada en el Grupo I de Segunda Regional y ambos equipos han pactado una sentada y un minuto de silencio en los minutos previos al partido que se ha disputado en el Municipal Enrique Sancho de Benassal.

Protestas del fútbol más modesto por la prohibición de la entrada de público en Castellón J. S.