Decenas de seguidores del Villarreal han celebrado esta tarde, por las calles de Vila-real, el histórico pase del Submarino a la final de la Europa League, que será el 26 de mayo, en el Gdansk Arena, frente al Manchester United.

Las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus está limitando grandes concentraciones de aficionados, pero Vila-real hierve de felicidad por este hito.