Dos personas murieron y cuatro de ellas resultaron heridas de gravedad ayer por la tarde al colisionar frontalmente un autobús procedente de Madrid y un turismo en la carretera N-521, cerca de Trujillo (Cáceres). Según informó la agencia Efe, el automóvil, un Renault Clio, dio varios bandazos, se precipitó sobre la calzada contraria y colisionó con el autocar, que acabó volcando. En el siniestro también se produjeron una veintena de heridos leves.

El autobús, de la empresa Auto-Res cubría el trayecto Cáceres-Madrid. Como consecuencia del choque murieron el conductor del turismo, un vecino de Trujillo de unos 30 años, y una joven ocupante del autobús. Uno de los heridos graves sufrió la amputación de un brazo. Los cuatro pasajeros con lesiones más graves fueron trasladados al Hospital de Cáceres, mientras que los leves fueron atendidos en el Centro de Salud de Trujillo.

El autocar volcado quedó cruzado en la calzada y obligó a cortar la circulación rodada. Al lugar de los hechos se desplazaron diversos efectivos de la Guardia Civil, bomberos, nueve ambulancias, una unidad del Servicio Extremeño de Salud (SES) con tres ambulancias, una unidad medicalizada y un helicóptero.