La Junta de Gobierno Local ha abordado de nuevo la ejecución del ambicioso proyecto de centro comercial abierto para la ciudad.

Un proyecto que, según aseguró a Mediterráneo el concejal de Promoción Económica, Ramón Tomás Céspedes, "lo han de liderar los propios comerciantes de la ciudad". "Hemos decidido dar este paso, que puede suponer una revolución en el comercio local", añadió.

Tomás indicó que se ha convocado al Consell Local de Comer§ para una nueva reunión, que se celebrará la próxima semana, con el objeto de que el organismo llegue a un acuerdo para iniciar los trámites que lleven a la consecución del centro comercial abierto, que nacería en gran medida de la necesidad de afrontar la próxima apertura del Corte Inglés en Castellón.

"Lo ideal sería que las dos agrupaciones comerciales de Vila-real se unieran para llevar a cabo este gran proyecto", indicó el edil, en referencia a las diferencias que separan las actuaciones de la Federación Local de Comercio y de la Asociación de Comerciantes Zona Centro.

Tomás aseguró a este rotativo que el Ayuntamiento está dispuesto a facilitar todo tipo de gestiones para poner en funcionamiento el centro comercial abierto, pero matizó que han de ser los comerciantes villarrealenses quienes tomen la iniciativa y gestionen las ideas y los recursos económicos y humanos.

Tal y como publicó este rotativo el pasado mes de febrero, el presidente de la Pyme en Vila-real, Manuel Torres, comunicó la idea a los responsables municipales, con el objeto que desde el propio Ayuntamiento se incentive el trabajo para crear el centro comercial abierto.