El responsable de Esquerra Unida, Álvaro Escorihuela, niega haber mentido, como dijo el alcalde, Manuel Vilanova, al hablar del problema de la contaminación ambiental en Vila-real. Escorihuela afirma: "Me remito a los datos facilitados por la Conselleria de Territorio en febrero, cuando en seis de los ocho días se superó el límite permitido de partículas PM10 en el aire".