El Museo de Sant Pasqual recoge una valiosa colección de piezas de arte religioso