El pasado 15 de julio, una treintena de vecinos de la calle San Manuel presentaron en el registro municipal un escrito en el que mencionan las molestias que aseguran les genera una empresa azulejera, en especial por el polvo y los ruidos, y piden que el Ayuntamiento adopte las medidas necesarias para acabar con el problema.

El concejal de EU, Álvaro Escorihuela, critica la "pasividad" de la delegada de Medio Ambiente, la edil popular Ana Martín, ante las quejas de los vecinos. Afirma que su gestión es "nefasta" ante los problemas que originan las protestas. Además, Escorihuela asegura que algunos habitantes de la calle padecen enfermedades crónicas.