La asamblea de la Comunidad de Regantes de Vila-real ha decidido facultar a la junta directiva de la entidad para que pueda emprender las acciones legales que sean necesarias, a la hora de exigir compensaciones por la propiedad de los cauces de las acequias de riego ubicadas en los distintos programas de actuación urbanística que afectan a zonas agrícolas cuyo riego gestiona el Sindicato.

El PAI más inmediato afectado por esta medida será el de Solaes. A éste seguirán el de Subirana Golf, ubicado en la localidad de les Alqueries.

Según explicó a este rotativo el secretario de la Comunidad de Regantes, Vicente Bosquet, serán los técnicos quienes realicen la medición de la superficie que ocupan los acequias y files de las áreas afectadas por urbanizaciones, con el objeto de que se pague al sindicato el valor que le corresponda, en base al precio que se fije por m en las condiciones jurídico-económicas de cada unos de los PAI.

Se trata, según explica Bosquet, "de que se reconozca esa propiedad que corresponde a los comuneros".