La peña El Bequelló, cuya participación en la cabalgata de fiestas del domingo en Vila-real originó una gran polémica, ha pedido disculpas públicas, tanto a la ciudadanía como a la Iglesia y a la comunidad católica.

En un comunicado que entregaron en Alcaldía y que, posteriormente, dieron en mano a responsables de la iglesia Arciprestal, los miembros de El Bequelló aseguran: "Vista la repercusión de algunos de los actos realizados por nuestra agrupación durante el transcurso de la cabalgata de fiestas, la peña en conjunto manifiesta que no era su intención herir la sensibilidad de ningún colectivo".

Más adelante, exponen: "Jamás se quiso ofender a la Iglesia católica, a los espectadores en general ni a ningún colectivo en particular".

Además, en su comunicado, los integrantes de la peña villarrealense afirman ser "conscientes de nuestro error, presentamos excusas públicas y el más sincero arrepentimiento por parte de la totalidad de los miembros de El Bequelló".

Según aseguró ayer a este rotativo el sacerdote Juan Antonio Alonso, los curas de las parroquias de la ciudad "aceptan las disculpas que ha presentado esta peña, aunque pedimos que no vuelvan a repetirse este tipo de actitudes que, en el fondo, son muy hirientes para quienes vivimos la fe católica".

Por su parte, el concejal de Fiestas, Ignasi Clausell, reiteró que será la Junta de Festes y la Comissió de Penyes quienes tomen algún tipo de medida al respecto, aunque indicó que, pese a las disculpas, los hechos "no pueden quedar impunes".

Cabe recordar que El Bequelló, que ayer no estuvo en la ofrenda a Sant Pasqual, participó el domingo en la cabalgata y representó distintas escenas relacionadas con diversos representantes de la Iglesia católica, tal y como muestran las imágenes cedidas por Planavisió y elperiodic.com.