La cuadrilla que representaba a Vila-real, encabezada por el aficionado taurino Pascual Batalla, ganó finalmente el primer concurso de emboladores de las fiestas de la Mare de Déu de Gr cia. Y lo hizo con una notable diferencia respecto a los siguientes clasificados, los de Betxí. Así, el grupo local emboló su toro en tan solo 11,97 segundos, mientras que los bechinenses tardaron el doble. Por detrás quedaron la cuadrilla de Onda y la de Emboladoras de la Comunitat Valenciana, formada íntegramente por mujeres.

El grupo de Batalla --integrado por José Manuel Coves, Julio, Juan Pablo Batalla, José Antonio Hugo y Ramón Bas-- mostró su satisfacción por el logro conseguido que, además, les permite realizar la primera de las emboladas de las próximas fiestas patronales de Sant Pasqual.

El presidente de la Comissió del Bou, José Alfonso Romero, calificó de "rotundo éxito" este primer concurso de emboladores y no descartó que pueda programarse otra edición para las fiestas de Sant Pasqual, el próximo mes de mayo, aunque matizó que "es una decisión que depende de la Junta de Festes".

Por otra parte, el bou de carrer volvió a reunir ayer en el recinto de la vila a cientos de aficionados. El espectáculo de la tarde taurina se desarrolló con normalidad, pese a que el primero de los astados --Sierranevada, de la ganadería de Lora Sangran-- dio un buen susto a un joven, al alcanzarle y engancharle por los pantalones. Tras ser atendido en la enfermería, salió por su propio pie y solo con rozaduras superficiales, según confirmaron fuentes de la organización.

Por lo que respecta, al juego que dieron los dos astados de ayer, el de Lora Sangran recorrió toda la vila y mostró nobleza. Algo que los propios rodaors agradecieron, decidiendo no cansarle para que estuviese fresco por la noche. El segundo, de la ganadería de Pérez Escudero y de nombre Macetero, también agradó a los aficionados, aunque realizó menos embestidas.