Los pequeños villarrealenses se lo pasaron ayer en grande en las distintas atracciones y juegos que se incluyeron en el parque infantil que, por la tarde, instaló la Comissió de Penyes en el solar que antiguamente ocupó el colegio público Pío XII.