El alcalde de Vila-real, Manuel Vilanova, ha manifestado a este rotativo su intención de negociar la adquisición de un solar de unos 1.000 m, ubicado junto a los terrenos de propiedad municipal sobre los que se levantará el futuro Palacio de Justicia que ha de construir la Generalitat Valenciana para dar servicio al partido judicial que ahora integran Burriana y Vila-real, pero al que en breve se adherirán Almassora y les Alqueries.

El interés de la primera autoridad municipal en este solar reside en su intención de cederlo al Gobierno central para que este construya en él la nueva comisaría de la Policía Nacional. "Próximamente me reuniré con los propietarios para ver si cuaja la adquisición", dijo Vilanova, aunque no descartó que también pueda permutarse este terreno por otro en áreas a urbanizar o que se desarrollan ahora, como el PAI Solaes o la zona industrial de la carretera de Onda.

Respecto al nuevo Palacio de Justicia, el alcalde recordó que ya se ha procedido a ceder el solar de propiedad municipal, de unos 2.500 m de superficie, y que se ubica en la entrada sur a la ciudad, entre el hotel Vila-real Palace y el colegio Santa María.

En este sentido, el pleno de la corporación municipal aprobó una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), tendente a ganar un mayor aprovechamiento del solar, con el objeto de cubrir las exigencias expresadas por la Generalitat Valenciana.

"El solar se ha modificado de forma que pueda tener una ocupación del 100%, de manera que, tal y como queda ahora la situación, la Conselleria puede construir en estos terrenos un edificio de 4 ó 5 plantas, con aparcamiento subterráneo incluido, que será capaz de albergar los servicios judiciales necesarios", señaló Vilanova.

Según se ha asegurado desde la Conselleria de Justicia, el Gobierno central aprobará, muy probablemente a final de año, la concesión de un sexto juzgado para el partido judicial de Vila-real, lo que se traducirá en que los jueces tomarán la condición de magistrados y, según diversas fuentes, habrá mayor agilidad en los trámites procesales.

Para el alcalde Vilanova, las actuales instalaciones judiciales pueden albergar el sexto juzgado, pero no permitirán que funcione a pleno rendimiento.