Los trabajos de urbanización de las primeras unidades de ejecución de la zona residencial del Madrigal, que se realizan en estos momentos, permitirán que la primera gran avenida de esta importante área urbana sea una realidad el próximo verano.

Al menos, esa es la intención del equipo de gobierno, después de que se esté acometiendo la ejecución de un nuevo tramo del vial que actuará a modo de ronda y que permitirá unir la calle Encarnación, en el barrio de la Unión, con el camino Ermita, conectando las unidades que ahora se desarrollan con diferentes calles del casco urbano que, en la actualidad, no tienen salida.

El alcalde de Vila-real, Ramón Tomás, señaló a este rotativo que la primera gran avenida del Madrigal podría estar finalizada y abrirse a la circulación a lo largo de los meses del próximo verano. Además, se refirió a que el acuerdo con la Comunidad de Padres Carmelitas, para poder derribar parte del muro del patio del colegio de su propiedad y ocupar los terrenos, ha permitido iniciar los trabajos de urbanización de esta nueva vía urbana.

Más obrasTomás adelantó que también se llevan a cabo las obras para abrir otra de las calles que vertebrarán la zona residencial, la que se llamará de Els Atrevits, aunque en este caso reconoció que la negativa de un vecino a que se ocupen los terrenos de su propiedad "crea dificultades a la hora de ejecutarla".

El primer edil reiteró que en este área "se está haciendo un pueblo nuevo", al tiempo que señaló que el plan sigue adelante con otras fases de expropiación de terrenos para nuevas unidades, que se aprobarán en el pleno ordinario del lunes.

Sin embargo, no escondió los obstáculos que cada día se encuentra la empresa urbanizadora, especialmente derivados de los problemas que presentan algunos propietarios a la hora de que las máquinas tengan que ocupar sus terrenos para realizar las calles o instalar los servicios generale, tales como alumbrado, alcantarillado o agua potable.

"Hay quien acusa a este equipo de gobierno del PP de no haber hecho nada en 12 años y, sin embargo, las primeras calles ya están ahí, máxime teniendo en cuenta que el anterior ejecutivo socialista en el Ayuntamiento de Vila-real no hizo nada en la zona", afirma el edil Tomás.