La Semana Santa local tendrá una novedad aportada por la parroquia de Santa Isabel y la cofradía de Santa María Magdalena. Y es la primera procesión infantil y juvenil que se celebra en nuestro pueblo.

El resto de cofradías y hermandades, en sus desfiles procesionales, casi siempre han aportado varios menores vestidos de capurulla. Y se recuerda que hace ya muchos años, la hermandad de la Santa Faz hizo como una sección infantil y los niños --ninguna niña-- desfilaban vestidos de nazarenos, con una cruz que simulaba ser de madera al hombro y una corona de espinas, que no era tal, sino elaboradas con tallos de claveles.

Todo esto desapareció y queda en el recuerdo colectivo, pero ahora se empieza de nuevo, a través de esta participación infantil, con imágenes más pequeñas que las habituales, que serán portadas a hombros por los desfilantes.

Esperemos que esta iniciativa sea un éxito y felicitémonos todos con esta nueva aportación a los desfiles procesionales de Semana Santa.