EL CONSELL Agrari se reunirá en los próximos días para proponer planes para ocupar al máximo número de personas que, cuando acabe la campaña citrícola, quedarán en paro. De hecho, las autoridades tienen la intención de reclamar al Gobierno central, a través del INEM, más dinero para hacer frente al incremento de personas que, derivadas de la industria y la construcción, se incorporarán este año a la recogida de naranjas y se quedarán desempleadas en febrero. J. C.