La Conselleria de Infraestructuras iniciará durante el mes de diciembre las obras para la ejecución de la segunda calzada del proyecto de duplicación de la ronda suroeste de Vila-real. Así lo anunciaron ayer desde la Administración autonómica, después de que el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) publicara la relación de bienes y derechos afectados por la expropiación forzosa por el procedimiento de urgente ocupación.

Y es que este es, según el concejal de Urbanismo de Vila-real, Ignasi Clausell, "el paso definitivo, la última gestión que le correspondía al Ayuntamiento para disponer de todos los terrenos necesarios para que la Generalitat pueda iniciar las obras".

Por este motivo, los 221 propietarios afectados han sido citados del 10 al 14 y del 17 al 21 de noviembre en el edificio consistorial, en horario de 9.00 a 13.30 y de 16.00 a 18.30 horas, para firmar la cesión de los terrenos. Seguidamente, se remitirá el certificado de disponibilidad de los terrenos a la Conselleria, desde donde, una vez supervisado el documento, se dará vía libre definitiva al inicio de las obras. Desde Infraestructuras calculan que desde que reciban la documentación hasta que este revisada pasarán dos o tres semanas.

La ronda suroeste, donde en principio se construirán dos carriles pero constará de cuatro, permitirá enlazar la carretera de Onda con la N-340, salvo en un tramo que irá a cargo de la empresa adjudicataria de uno de los proyectos más ambiciosos de la localidad, el futuro centro comercial y de ocio la Vila.

Una de las principales ventajas de este vial es que permitirá aliviar de tráfico del centro, ya que no será necesario que los vehículos que procedan de Onda o de Castellón tengan que circular por dentro del casco urbano. Además, esta comunicación hará posible que los usuarios del Hospital de la Plana no tengan que pasar por Vila-real.