El concejal y portavoz del Bloc en el Ayuntamiento de Vila-real, Pasqual Batalla, critica la actitud mostrada por el equipo de gobierno del PP en lo referente a la falta de respuesta a las alegaciones que el grupo realizó ocho meses atrás respecto a algunos de los aspectos del concierto previo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

"Se trata de otro incumplimiento de promesas por parte del equipo de gobierno y, más allá de recibir unas explicaciones que esperamos con ansia, sentimos vergüenza ajena por aquellos vecinos que se tomaron la molestia de realizar unas alegaciones a las que, ahora, y después del tiempo transcurrido, no han tenido contestación", indica.

Y recuerda que, en agosto del 2008, el portavoz del PP, Ignasi Clausell, "dijo que en noviembre se habría respondido a las 114 alegaciones".