El Ayuntamiento de Vila-real comenzó ayer el nuevo servicio de limpieza viaria calificado como "de choque especial" por el alcalde en funciones en el Ayuntamiento, Ignasi Clausell.

La empresa Cespa es la encargada de la prestación del servicio que ha empezado, primero, por el centro de la localidad, y que después seguirá por todas las demás zonas, con una duración de dos semanas hasta el próximo día 1 de septiembre.

El horario de los trabajos, que continuarán después de septiembre, será de lunes a sábado, de 6.00 a 13.00 horas y de 14.00 a 21.00 horas, solo de mañana en los festivos, y habrá dispositivos especiales para los días de mercado y de fútbol.

SERVICIOS Los servicios que van a prestar son el barrido manual y motorizado; el baldeo de vías y plazas, con equipos de agua a presión; el servicio de repaso por las tardes, así como en domingos y festivos; el mantenimiento de las papeleras; la retirada de carteles y gafitos; y por último, los imbornales.

Cabe remarcar que los vila-realenses tienen a su disposición un número de teléfono al que dirigirse para informar de espacios que necesitan limpieza --900 102 653--, así como unas oficinas ubicadas en la calle Carinyena número 21, que abrirá sus puertas en septiembre, con horario de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 horas; y los sábados, de 9.00 a 14.00 horas.