Los más pequeños volvieron a ser protagonistas ayer en la plaza Major de las actividades más divertidas, enmarcadas en la Festa dels xiquets, que hizo que cientos de niños lo pasaran en grande durante toda la sesión. El Club Groguet también estuvo presente en la cita y ofreció una interesante alternativa de entretenimiento a los más jóvenes de la casa. R. G.