La Comissió de Penyes de Vila-real celebró anoche la penúltima asamblea anterior a la celebración de las fiesta de la Mare de Déu de Gràcia, en septiembre, en la que se trataron diferentes aspectos relacionados con las previsiones de las actividades que cada una de las entidades festivas prevé incluir en el programa oficial.

Una reunión que se llevó a cabo con la mirada puesta a la obligación de desarrollar al aire libre, y a expensas de las posibles inclemencias meteorológicas, todas y cada una de las actividades que organiza el organismo festero para las próximas celebraciones de septiembre, en honor a la Mare de Déu de Gràcia.

El motivo no es otro que el inminente inicio de las obras de remodelación del Casal de Festes, espacio utilizado habitualmente para la realización de eventos peñistas multitudinarios, como el concurso de paellas o el de empedraos. No obstante, el presidente de la Comissió de Penyes, José Pascual Colás, explica que “en algunos casos, como en la cena de tombet que tiene lugar precisamente en septiembre ya se hizo necesario buscar un espacio mucho más amplio que el Casal de Festes, en concreto el recinto de mercados, porque este local se había quedado pequeño para dar cabida a todos los asistentes”.

CARPA // En cualquier caso, los responsables de la organización que aglutina a 160 peñas vila-realenses también han estudiado la posibilidad de contratar una carpa, con el objeto de no verse obligados a suspender actividades festivas en el caso de que la lluvia haga acto de presencia.

Una posibilidad que, en principio, se descarta, debido al alto coste que representaría su montaje, que se calcula en unos 30.000 euros. “Es algo que es inasumible por esta entidad y que solo podría plantearse si se le sacara el máximo provecho si en ella se desarrollaran todos los actos que preparamos desde al Comissió”.

Sin embargo, Colás admite que la carpa debería instalarse en un espacio amplio, del que la ciudad solo dispone en áreas periféricas, como puede ser el propio recinto de mercados, ubicado en la entrada sur, junto al hipermercado Carrefour. “La experiencia nos dice que la gente quiere fiesta, pero en el casco urbano”, añade.

Por otra parte, en la asamblea celebrada anoche, la Comissió de Penyes aprovechó para invitar a las entidades asociadas a facilitar lo antes posible el listado de eventos que organizan, con la finalidad de incluirlos en el programa oficial de festejos patronales.

Asimismo, también se abordaron posibles medidas para evitar el “comportamiento incívico de algunas personas casi al finalizar el concurso de empedraos”. H