La Conselleria de Infraestructuras y Transporte abre la puerta a desbloquear el proyecto de la futura ronda suroeste de Vila-real, tal como ha detallado a Mediterráneo el alcalde, Juan José Rubert. Así se lo comunicó el conseller del área, Mario Flores, al munícipe durante el encuentro que mantuvieron esta semana.

Rubert ha asegurado que “estoy satisfecho porque le propuse establecer contratos de colaboración entre el sector público y las empresas privadas para financiar las infraestructuras y ha considerado positiva esta propuesta”.

Así, Rubert destacó que “además, a Flores le ha gustado la idea y ya ha anunciado que la aplicará en el vial Benicarló-Cálig”.

Para el munícipe, “esta situación nos da esperanza porque la conselleria está trabajando sobre esta iniciativa y se esfuerza por llevar a cabo esta posibilidad a pesar de la crisis económica”. Además, aseguró que Flores “es consciente de que las reivindicaciones de Vila-real, no solo las del alcalde, sino las de los ciudadanos, son justas”, y de que “si no se ejecutan las infraestructuras pendientes cuanto antes estaríamos hablando de una injusticia”.

No obstante, Rubert destacó “el esfuerzo que hizo en su día la Generalitat que dio el dinero, pero por mala suerte, la empresa adjudicataria entró en concurso de acreedores y se tuvo que rescindir el contrato y rehacer el proyecto, para adaptarlo a cuatro carriles”.

También recordó que “la situación económica ha cambiado y los recursos son lo que son, pero Flores sabe que hay que actuar.

CARRETERA A ONDA // Otras actuaciones que reivindicó el alcalde fue el desdoblamiento de los 1,8 kilómetros pendientes de la carretera a Onda. “Esta es una actuación en la que el Ayuntamiento ya ha cumplido para desdoblar a cuatro carriles el tramo urbano de este vial desde la rotonda de Correos hasta la glorieta para la ronda suroeste”, aseveró. “Este trayecto que queda implica desdoblar el puente y es consciente de que este trabajo se podría incluir en el paquete de financiación para la futura vía suroeste”.

Por otro lado, el primer edil también hizo mención a otra de las grandes reclamaciones de la localidad: la carretera hasta Burriana. Para Rubert “esta intervención es prioritaria porque soporta el mismo tráfico que la recién inaugurada conexión entre Almassora y Burriana”. Además, “supondría una mejora importante en la seguridad vial y la conexión con la capital por otro acceso o poder llegar a Nules”.

Por último, Rubert lamentó que “por contra, no hay ninguna esperanza sobre el desdoblamiento de la Nacional 340, ya que el ministro de Fomento ha dicho que nos olvidemos de este proyecto hasta el 2016”. “La provincia se desangra con los accidentes y el Gobierno no hace nada”. dijo. H