Con motivo de la celebración de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará el próximo agosto en Madrid, Vila-real acogerá a un grupo de 150 jóvenes eslovacos del 11 al 15 de ese mes. Por ello, desde la Congregación de Hijas de María Inmaculada piden familias voluntarias que deseen dar cobijo a estos peregrinos durante esas fechas. Y es que, estas jornadas, conocidas como días en las Diócesis, servirán para enriquecer a los visitantes y a los que los reciben, “a nivel espiritual, cultural y social”, indican.

Durante su estancia, los foráneos se instalarán en Vila-real y realizarán visitas turísticas, tanto a nivel local como provincial, conociendo las tradiciones y gastronomía valenciana, la labor social y asistencial que realizan las instituciones de la Iglesia Católica y las congregaciones juveniles, etc.

Representantes de las cinco parroquias de Vila-real y los movimientos juveniles y religiosos de la ciudad están trabajando para repartir a los 150 jóvenes eslovacos, por lo que los interesados en colaborar se pueden poner en contacto con estos movimientos y con las parroquias locales.

En concreto, también necesitan voluntarios para ayudar en la ejecución de la programación prevista, o en forma de aportaciones de alimentos como leche, agua o galletas, o simplemente acompañar a los peregrinos.