En las dos semanas de su puesta en marcha, la concejala de Proximidad ha atendido las demandas de más de 80 ciudadanos de Vila-real. La concejalía de Proximidad es una de las apuestas fuertes del nuevo equipo de gobierno que considera “necesario atender y escuchar las demandas ciudadanas precisamente desde la institución que tienen más cercana” como manifestaba la concejala responsable del área, Sabina Escrig. Según la edil, “nosotros siempre hemos creído que este servicio debería formar parte de nuestro deber como políticos ya que las instituciones públicas deben estar al servicio de la ciudadanía”. Por este motivo se ha creado esta Concejalía de Proximidad dispuesta a atender las demandas de cualquier vecino de la localidad. Esta concejalía es el resultado de una idea que ya desarrolló en su momento el partido socialista cuando estaba en la oposición con la creación de la Oficina de Proximidad, que aún continua en marcha. En su momento era también Sabina Escrig quien atendía las dudas y las consultas de los vecinos de Vila-real y les ayudaba a gestionar cualquier tramitación que podían necesitar respecto a las diferentes administraciones públicas.

La concejala de proximidad ha señalado que “se trata de una apuesta muy valiente porque se abren las puertas del Ayuntamiento y por tanto, se viven situaciones y manifestaciones de todo tipo”. Sin embargo, la concejala está encantada con este servicio tan cercano a los vecinos de Vila-real porque considera que escuchar a la gente es algo fundamental en política.

Diferentes son las vías a partir de las cuales los ciudadanos entran en contacto con la Concejalía de Proximidad del Ayuntamiento de Vila-real. Una de ellas es a partir de la página web del Ayuntamiento, dentro del apartado de Atención y Trámites. Otra de las vías para comunicarse con la concejala es de manera personal. Aunque la concejala intenta atender todas las sugerencias de las personas que llegan al Ayuntamiento, en caso de no poder atenderles en ese momento, toma nota de sus demandas y posteriormente se pone en contacto con ellos. Precisamente el teléfono es el otro medio que los vecinos de Vila-real utilizan para poder hablar con la concejala.

Entre los temas que preocupan a la mayor parte de los ciudadanos están los temas sociales, es decir, todos aquellos que están relacionados con las ayudas, el trabajo o el paro. También entre la mayor parte de las preocupaciones ciudadanas está el solicitar ayudar para encontrar trabajo, saber cómo pueden fraccionar los recibos de la contribución, los temas relacionados con la limpieza y el acondicionamiento de las calles de la ciudad así como todos los temas relacionados con la protección de animales o sobre la piscina del Termet. A partir de estas demandas la concejala distribuye entre las diferentes concejalías las sugerencias hechas por los ciudadanos en función del área implicada. También se traslada al lugar donde están las quejas de los vecinos. La responsable municipal también ha comentado que mucha gente aún se sorprende al verla en las dependencias del Ayuntamiento y que sea la misma concejala la que les atienda personalmente. De momento la concejala se encuentra en la segunda planta del edificio pero cuando la policía local se traslade a sus nuevas dependencias, la regiduría de Proximidad estará en la planta baja del Ayuntamiento, más cercana aún si cabe de la ciudadanía.