El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el concejal de Hacienda, Javier Serralvo, inciden en que los presupuestos del consistorio de Vila-real para el 2012 serán “responsables, próximos, sociales y austeros”. Y es que el principal objetivo del ejecutivo cuatripartito es “sanear el Ayuntamiento” e impulsar la economía local para crear empleo “a partir de un nuevo modelo económico en torno a la innovación, aprovechando la reciente designación de Vila-real como Ciudad de la Ciencia y la Innovación”.

De hecho, una de las características de las cuentas del 2012 es la inclusión de una partida para becas para que “los jóvenes puedan poner a disposición de la ciudad sus conocimientos adquiridos”.