Unos 300 tambores y bombos se darán cita el próximo domingo, a las 12.00 horas, en la plaza Mossén Ballester, en la tradicional tamborrada que anunciará de forma sonora la llegada de la Semana Santa vila-realense.

El presidente de la Junta Central de Semana Santa, Pascual Sanz, explica que este año se recupera esta celebración para el Domingo de Ramos y en ella participarán los integrantes de las correspondientes secciones de nueve de las 10 cofradías y hermandades con las que cuenta Vila-real.

Los portadores de bombos y tambores recorrerán las calles la Sang, Major Sant Jaume y la plaza de la Vila hasta la plaza Major, donde sonarán al unísono. H