El pleno del Ayuntamiento de Vila-real aprobó ayer, con los votos del cuatripartito --PSPV, Bloc, Iniciativa y EUPV-- y la abstención del PP, un asunto de urgencia para reclamar a la Diputación que “recapacite y devuelva los 20.000 euros que debe a los vila-realenses por unas entradas a la corrida de la Beneficencia que nunca se adquirieron y evitar los gastos que supondría resolver la situación por vía del contencioso”, señaló el portavoz del equipo de gobierno, Javier Serralvo.

Asimismo, recordó que si el ente provincial rectifica y se compromete a devolver a Vila-real la misma cantidad retenida del cobro de las multas de tráfico, retirarán el contencioso que presentaron a principios de mes. Este se llevó adelante después de no haber recibido respuesta por parte de la corporación provincial al recurso de reposición presentado en su día a la decisión “unilateral y arbitraria” del ente provincial, a través de la comisión de Cultura, “que está presidida por el portavoz local del Partido Popular, Héctor Folgado”, señaló Serralvo.

Y es que, según alegaron, el expediente de investigación tramitado por el Ayuntamiento demuestra que los pases taurinos nunca llegaron a comprarse, a través de las declaraciones recogidas por escrito tanto del exalcalde Juan José Rubert, como de anteriores responsables municipales e incluso consta una respuesta plenaria del anterior portavoz del equipo de gobierno, el actual edil popular Ignasi Clausell, en la que asegura que las entradas del año 2010 fueron devueltas.

Por su parte, el portavoz popular defendió que, “una vez más, el alcalde, José Benlloch, vuelve a fallar en las formas”, y expuso que, “en lugar de fomentar una buena relación con las administraciones, se está dedicando a aprovechar cualquier ocasión para enfrentarse a ellas”.

El portavoz del Bloc, Pasqual Batalla, criticó que “la Diputación no avisó del cobro de las entradas”; el de EU, Alejandro Moreno, añadió que “hay muchas preguntas sin respuesta”; y el de Iniciativa, Alberto Ibáñez, dijo “que la deuda asciende a cuatro millones de las antiguas pesetas. H