La falta de gol fue uno de los lastres que condujo al Villarreal a Segunda. Y para regresar a Primera División, el Submarino necesitará mucha pólvora en su delantera. Por ello, el club amarillo prepara su inversión más fuerte para potenciar el ataque, ya que en estos momentos solo cuenta en esta línea con Marco Ruben, con Rossi lesionado hasta febrero, y Nilmar, en situación de transferible. El Villarreal ha preguntado al Almería por Leo Ulloa (General Roca, Río Negro, 26 julio 1986), máximo goleador con 28 goles de la categoría de plata.

SU MEJOR TEMPORADA // La explosión definitiva de este espigado delantero centro de 1,88 metros de altura, que llegó a España de la mano del CD Castellón, se ha producido esta temporada con goles de todos tipos y maneras, con el mérito añadido de que su equipo, el Almería, no se clasificó tan siquiera para disputar la fase de ascenso a Primera División.

José Leonardo Ulloa responde al prototipo de delantero para el que el área es un hábitat perfecto para sus cualidades de gran dominador del juego aéreo y adecuado para su rapidez en los metros finales. Pese a su aspecto desgarbado y su estilo poco ortodoxo, el Ciclón --apodo con el que se le conoce-- es un delantero bien dotado técnicamente.

Desde su llegada a España con tan solo 21 años, siempre ha demostrado un romance constante con el gol. En su etapa en el CD Castellón anotó 15 y 16 goles respectivamente en cada una de las dos temporadas en las que vistió la camiseta albinegra.

Su gran rendimiento, y el descenso a Segunda B de los albinegros, motivó su traspaso al Almería por una cifra próxima a los 900.000 euros. Con el conjunto andaluz, en Primera División, consiguió un total de siete goles.

A sus 25 años, Leo Ulloa es pretendido por varios clubs de Primera como son el Zaragoza, Deportivo y Betis, pero las elevadas pretensiones del Almería han alejado a maños y gallegos de la puja por el argentino. El club verdiblanco ha querido incluir jugadores en la operación, opción desestimada por el presidente del Almería, Alfonso García para aliviar los cuatro millones de euros que solicita el club rojiblanco, una cifra muy elevada para las posibilidades del mercado.

EL PRINCIPAL OBSTÁCULO // Los cuatro millones de traspaso son, sin duda, un serio inconveniente para el Villarreal, que busca un goleador para su delantera.

No obstante, la opinión del goleador argentino también puede pesar mucho y Leo Ulloa busca que sus goles tengan el premio directo de una subida de su contrato. Además, el Ciclón conoce perfectamente Castellón, donde estuvo muy a gusto durante los dos años que vistió de albinegro.

La opción del Villarreal es muy interesante para el argentino, quien conservar un buen recuerdo de su paso por Castellón y un sinfín de amigos de aquella fructífera etapa. El principal escollo al que se enfrenta tanto el club amarillo como el jugador son los cuatro millones de euros en los que se ha tasado su traspaso.

El Villarreal busca refuerzos para volver a Primera División en solo un año, pero también necesita desprenderse de varios de los futbolistas con nóminas de primer nivel como las de Nilmar, Borja Valero, De Guzmán, Marchena o el propio Cani. Cuando se agilicen las salidas se intensificarán por tanto las entradas.