Vila-real celebrará el próximo 1 de julio una de sus tradiciones más arraigadas, la popular Festa de la Visitació o del Termet, con la que los vila-realenses dan la bienvenida al verano y a las actividades que se organizan en el ermitorio de la Mare de Déu de Gràcia. Una misa y procesión con la imagen de la virgen, seguida del reparto de horchata y fartons y la música de la Unió Musical La Lira, conforman la programación de la mañana. La Serenata a la Mare de Déu de Gràcia cerrará la jornada, a las 19.00 horas.

Para dar la bienvenida a las vacaciones en un ambiente festivo, la reina y damas de la ciudad serán las encargadas de repartir 200 litros de horchata y 1.100 fartons. La programación de la Festa del Termet arrancará a las 7.30 horas, cuando la Cofradía del Rosario de la Divina Auorora partirá desde la iglesia Arciprestal hacia el ermitorio, donde, a las 9.30 horas, se celebrará la homilía, seguida, a las 10.00 horas, por la procesión con la imagen de la virgen.

La cita fue instituida en 1603 como una celebración anual con procesión “a la casa y ermita de Nuestra Señora de Gracia en el día de la visitación de Santa Isabel”, el 2 de julio, según el coordinador de la Serenata, Jacinto Heredia. Más tarde, a comienzos del siglo XX, se trasladó al primer domingo de julio y, pese a que decayó fue recuperada en 1987. H